Fiesta de San Miguel del Milagro
29 de Septiembre

En el año de 1631 a Diego Lázaro de San Francisco, que iba en una procesión, se le apareció el Arcángel sin que los demás lo notaran y le ordenó que comunicara al pueblo que en una barranca cercana haría brotar un manantial de agua milagrosa para curar las enfermedades.

Como no cumplió dicha orden por temor a que no se le diera crédito, el Arcángel lo castigó y enfermó. Estando en extremo de muerte se le apareció de nuevo, pero ahora todos vieron una gran luz que llenaba la habitación, saliendo asustados. Cuando regresaron, lo encontraron sano y les narró que el Arcángel lo había llevado al lugar donde con su cayado hizo brotar el agua milagrosa y le dio la salud. En seguida los demonios huyeron en tropel.

Fue así que se iniciaron los eventos milagrosos que continúan hasta hoy y allí mismo se construyó de inmediato una ermita. En el atrio está el pozo de agua milagrosa, resguardado dentro de una pequeña capilla.
Durante todo el mes reciben cientos de peregrinos de diferentes partes del país.


La Diosa de Las Faldas Azules

Las antiguas poblaciones de Tlaxcala creyentes del Dios Tláloc acudían en peregrinación a la Montaña Sagrada, donde decidieron construir un templo, Tlalocan, en honor a su Dios de la lluvia, para que él regase sus campos a cambio de sacrificios humanos. Actualmente sólo quedan algunos restos del ancestral Tlalocan.

Lo que sí puedes aún constatar es la presencia del maravilloso volcán Matlalcuéyetl, también conocido como La Malinche o "Diosa de las Faldas Azules", este último resultado del cariño de los habitantes a esta montaña. Leer más +

Cacaxtla

Es una joya de la creación artística de nuestros antepasados, considerada como pintura naturalista, es producto del biculturalismo de los Olmecas-Xicalancas, que dejaron plasmadas en frágiles paredes historias de mar, batallas, hombres aves, mazorcas humanas, estrellas y serpientes.
Utilizando el color de los pigmentos del caolín, la obsidiana, la cal y otros minerales de la región. Leer más +